Posted by paco on

Vivir en un pueblo para ahorrar dinero

En Galicia, como en otras muchas partes de España, existen muchos pueblos que están prácticamente abandonados. La gente joven se ha ido a la ciudad para buscar mejores oportunidades laborales y solo quedan los ancianos. Pero con el crecimiento de las ciudades, algunos de estos pueblos están ahora mucho más cerca del núcleo urbano, incluso algunos han quedado cerca de autovías o autopistas y algunas personas ven aquí una oportunidad para conseguir una vivienda a buen precio.

Si bien es cierto que tienen ciertas incomodidades, el ahorro en vivienda y la tranquilidad a la hora de cuidar a los hijos llevan a muchas parejas jóvenes a comprar allí una casa y acudir cada día a trabajar a la ciudad. Pero, evidentemente, esto hace que haya que pensar en otra serie de gastos, como es el de tener dos vehículos en casa.

Si en la ciudad se puede recurrir al transporte urbano para ir a trabajar, viviendo alejados esto no es una opción y no siempre se tienen horarios que permitan realizar los desplazamientos juntos. Por eso es el momento de consultar en los establecimientos de coches de ocasión galicia para ver que ofertas hay para adquirir un segundo vehículo. El coche, si se va a usar a diario, debe de ser semi nuevo y estar en las mejores condiciones.

A la hora de elegir el pueblo, sobre todo si se tienen niños, hay que tener en cuenta los colegios  e institutos a los que podrán acudir y los medios de transporte de los que disponen. Muchos pueblos tienen servicio de buses para llevar a los niños al colegio más cercano si no hay uno en la localidad. Eligiendo un pueblo cercano al núcleo urbano esto no tiene por qué ser un problema pero no está de más consultarlo.

Otro de los problemas que suele haber en los pueblos es Internet. Todavía son muchas las zonas del área rural que no disponen de conexión o que disponen de una muy básica, todo un problema para las personas que quieren optar al teletrabajo o que necesitan estar conectados para realizar diferentes tareas desde casa. Cuanto más cerca esté el pueblo de la ciudad, más fácil será que pueda contar con una conexión que, aunque no sea de las más rápidas, pueda satisfacer las necesidades básicas de la familia.

Son muchas las cosas que, como se ve, hay que valorar antes de realizar la mudanza. Pero vivir en una casa con un pequeño terreno por menos de lo que cuesta un apartamento minúsculo en una ciudad puede merecer la pena.