Origen del bífidus activo

El conocido como bifidus actiregularis, bifidus regularis, bifidus digestivum, bifidobacterium Lactis y variantes son los diversos nombres comerciales bajo los que se encuentra el bífidus activo. Se trata de una bacteria presente en determinados yogures. En concreto es una cepa patentada de Bifidobacterium.

 

La fuente de “Bifidus” proviene de la bacteria intestinal Bifidobacterium animalis, un tipo de bacteria que se encuentra en el intestino grueso de la mayoría de los mamíferos, incluidos los humanos. “Actiregularis” es una palabra inventada que sirve para enfatizar la naturaleza activa de las bacterias. Al igual que con Bifidus Regularis, la parte regularis enfatiza ser regular y el es al final sugiere una derivación científica. La bacteria se conoce como Bifidus Actiregularis en los productos que se comercializan.

 

Por ejemplo el bifidus activo se conoce como Bifidus Digestivum en Reino Unido. “Digestivum” es una palabra que se creó para hacer referencia al aspecto digestivo como raíz para sugerir efectos beneficiosos en la digestión, combinado con la terminación en latín “um” para sugerir una derivación científica.

 

Se lo conoce como Bifidobacterium Lactis en materiales de comercialización canadienses, donde Lactis usa la raíz latina para leche (“lac” / “lact-“) y “es” para sugerir una derivación científica.

 

Hablamos de Digestivum Essensis en Alemania y Austria. Estas son palabras que se crearon para enfatizar actos como el de la digestión y la naturaleza esencial de la nutrición, usando terminaciones de latinato para sugerir una derivación científica.

 

El nombre de la bacteria cambia de un país a otro y con el tiempo. Esto es así para reflejar las diferencias en la estrategia de comercialización y el comportamiento del consumidor.

 

El bifidus tienen funciones superiores y más completas a las que se encuentran en otras cepas de bacterias beneficiosas porque pasa del estómago a los intestinos sin ser destruida por los ácidos estomacales. De este modo, la bacteria llega intacta al colon, pudiendo mejorar la salud intestinal y ayudar a prevenir el estreñimiento y otros problemas digestivos al acelerar el paso de comida y desechos a través del sistema digestivo.