¿Dónde puedo comprar los productos de la teletienda?

¿Eres una de esas personas que te quedas pillada por los anuncios de la teletienda? Quizás ya tienes en casa más de una compra que has hecho en este tipo de programas y resulta que tienes ojo con lo que adquieres. Pero lo que no te gusta es tener que quedarte hasta las tantas de la madrugada para ver si por fin anuncian ese aparato para cortar verduras que has visto y que te ha gustado, pero que en su momento no has comprando y ahora no recuerdas como se llamaba.

Lo cierto es que hay Webs especializadas en productos de la tv en las que puedes encontrar todo lo que se anuncia en la teletienda y también en otros programas. Productos que no encuentras en la mayoría de las tiendas, pero sí en estas páginas que te ofrecen además los mismos precios y promociones, si no otras incluso mejores.

Lo bueno de este tipo de páginas es que puedes ir a hacer la compra a la hora que realmente te apetece y leer con calma las características de cada producto. Y ves el precio al momento, sin tener que esperar a que acabe el vídeo que se repite una y otra vez hasta que te dice el precio final al que se vende lo que se anuncia. Y, además, puedes encontrar todas las novedades según van apareciendo en la televisión, por lo que es posible comprar lo último de lo último.

En algunas ciudades también hay tiendas en las que se venden este tipo de productos, pero suelen ser más bien bazares chinos a los que acaban llegando los excedentes una vez que ya han dejado de venderse en la teletienda o incluso imitaciones del producto original. Una vez que un producto lleva ya cierto tiempo anunciándose en televisión deja de anunciarse para dar paso a otro y es el momento en el que todos los que han quedado sin vender pasan a los bazares.

Como todavía tienen renombre y la gente los recuerda, se comercializan rápidamente y además, suelen estar rebajados para competir con los precios de las novedades. Una excelente ocasión para hacerse con la bata manta de la temporada y regalarla a los familiares que siempre están diciendo que tiene  muy buena pinta esa manta, pero que jamás se animan a comprar por teléfono porque les parece demasiado complicado.