Posted by paco on

Cinturillas elásticas para tus faldas premamá

Cuando te dan la noticia de que vas a ser madre todo es alegría y felicidad. Pero al poco tiempo tu cabeza empieza a dar vueltas con todo lo que hay que organizar y comprar para estar preparada para el momento: el niño necesitará una habitación, ropa para sus primeros meses de vida, una silla para el coche, otra para paseo…

Tantos gastos que las cifras parecen bailar en tu cabeza y entonces te das cuenta de que hay algo más que necesitas comprar y que además debes de hacerlo ya: la ropa premamá. Quizás seas de las afortunadas que engordan poco o quizás de esas que creen ver crecer su tripa si miran el suficiente rato. Pero, en cualquier caso, la ropa premamá será muy necesaria.

Una forma de ahorrar en ropa que no vas a poner durante demasiado tiempo es reciclar algunas prendas que tengas en tu armario. Por ejemplo, las típicas faldas largas con mucho vuelo pueden valer perfectamente para los primeros meses de embarazo con tan solo añadir una cinturilla elástica a las mismas.

No es una tarea muy difícil, solo tienes que comprar cintas elásticas, mejor si son del mismo color que la tela de la falda, y hacer una cinturilla más ancha, que ceda mucho más. Para eso quita la goma fina que suelen tener en la cintura estas faldas y cámbiala por la nueva, más gruesa y más cómoda.

Si quieres que la falda te dure todavía más tiempo coloca cintas elásticas también en los laterales de la falda. Si usas cintas de un tono que haga juego con la prenda y los coses de arriba abajo parecerán parte de la misma y te ayudarán a poder usar esa prenda con holgura más tiempo.

Estas cintas elásticas también valen para los pantalones flojos de tela, tanto para colocar en la cintura como para añadir ancho a las caderas que te permita acomodar tu barriguita con mucha más comodidad. Así, tendrás ropa adecuada para tu embarazo sin tener que invertir mucho dinero y sin necesidad de ser ninguna artista de la costura.

Pero si le coges gusto al tema de coser, mejor que mejor. Te ahorrarás mucho dinero si eres capaz de coger un dobladillo en un pantalón o ponerles unos parques a los vaqueros de tu hijo o de tu hija. Descubrirás que la ropa puede durar incluso el doble de tiempo gracias a esos pequeños trucos de costura.